Enfermo

He pasado los últimos tres días delirante de fiebre y malestar. Para cerrar con broche de oro, tengo las últimas horas sin salir del baño más de cuarenta minutos. Y lo siento, no puedo evitar mentarle la madre a todos los políticos de este país entre una defecación y otra, porque muchos de los males que padecemos (incluso los físicos y emocionales) tienen que ver con la puta crisis que se vive aquí.

Cuando me sienta mejor, explicaré esta opinión en detalle... el váter me llama...

¡Hey, sigo aquí!

Aprovecho el tiempo que tengo "libre" para dedicarle unos minutos a este espacio que he dejado abandonado, entre muchas razones, porque tengo los dedos entumecidos de escribir. Por las noches me acuesto sintiendo palpitar las yemas de mis dedos de tanto que he tecleado durante el día. No puedo imaginar a los programadores de computadora o quienes se ganan el sueldo escribiendo de manera freelance artículos en páginas web, siendo escritores de ficción. ¡No puedo imaginarlo!

Pero pese a lo dicho antes, me siento afortunado de hacer lo que hago. He estado ocupado en la etapa creativa de mi segunda novela. Asimismo, inmerso en la escritura de un proyecto junto a mi gran amigo, compositor y cantante, José "Chego" Cabrices, ex-vocalista de la banda Unos infames. Aquí una demostración de su talento:






Pronto estaré más activo en este espacio. Daré a conocer nuevos detalles de otros proyectos. ¡Aconsejo que no se pierdan! Lo que está maquinando mi perturbadora cabeza supera mis propias expectativas. Así que espero no desilusionar a nadie.

Stranger things: Los 5 aspectos que más me gustaron de la serie



En este artículo daré mi opinión en referencia a la exitosa serie que lanzó Netflix en este verano. También voy a exponer cinco aspectos de la serie que hacen de la misma una de las series de horror más impactantes de los últimos tiempos. Esto era justo y necesario que sucediera cuando la creatividad de muchas series de televisión estaban en coma.

Breve reflexión sobre la lectura



Muchos piensan que la literatura no sirve de nada. Y pueden que tengan razón, por lo menos, en el estricto sentido de la palabra. Con literatura no se va al mercado, no se compra ropa, no se pueden pasar unas vacaciones en las Bahamas, las Islas Canarias o las Fidji. Puede que lejos de darte dinero te lo quite, si se toman en cuenta el costo actual de los libros. Puede que incluso te reste horas de sueño (si te gusta la historia que lees, puede que pases la noche entera con la nariz metida en el libro).

La siguen cagando (reacción al trailer El Aro 3)



Todavía no comprendo cómo funcionan las productoras de cine actual. Ni tampoco sé lo que buscan con sus ideas. Cuando tenía la edad de 7 u 8 años, recuerdo haberme desvelado muchas veces, muchísimas veces, viendo en los canales nacionales películas de terror slasher, porque eran el tipo de terror que se filmaba en aquellos tiempos, en los años 80. Crecí con excelentes filmaciones de terror, muchas ideas increíbles que superan con creces la demanda actual cinematográfica en cuanto al género en sí se refiere.